¿Qué sabes sobre la ETV? Ponte a prueba con un juego de preguntas

 

Dentro de un mes, el próximo 13 de octubre, se conmemorará, por quinto año consecutivo, el Día Mundial de la Trombosis. Se trata de una jornada instituida por la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH, en sus siglas en inglés) con la finalidad de dar a conocer esta enfermedad, una de las más frecuentes en los países occidentales.

De hecho, la embolia pulmonar (consecuencia de una trombosis no tratada), menos conocida que el infarto de miocardio y que el ictus, es más mortal que estas enfermedades. Es la tercera causa de muerte vascular, pero ¿cuántas personas podrían reconocer sus síntomas? Incluso entre los médicos a menudo no se tiene en cuenta.

Durante este año la enfermedad tromboembólica venosa (ETV, trombosis y embolia pulmonar) ha aparecido con mayor asiduidad en los medios de comunicación porque se ha sabido que varios personajes públicos la han sufrido y porque han aparecido casos de ETV en niños debido a largas sesiones de videojuegos, inexistentes hasta ahora.

Quien ha captado más atención ha sido la tenista Serena Williams que, tras dar a luz por primera vez hace un año, repitió una embolia pulmonar. Esta y otras circunstancias la alejaron de los grandes torneos y cuando regresó, en primavera, vistió mallas y medias especiales para prevenir la repetición de trombos en las piernas.

En España, y con escasos días de diferencia, los cantantes Jorge Martín (La Habitación Roja) y Joaquín Sabina sufrieron una embolia pulmonar y una trombosis venosa, respectivamente.

Avances científicos

En el terreno científico la investigación sigue avanzando, con el Registro RIETE como una de las grandes herramientas para mejorar el conocimiento y el tratamiento de la ETV.

Se trata de la mayor base de datos sobre estas patologías, con información (debidamente anonimizada) de casi 80.000 pacientes de 26 países. Desde su creación, en 2001, los avances que ha facilitado han mejorado el tratamiento de la ETV y reducido su mortalidad.

Un registro con información real que ha dado lugar a más de 160 artículos científicos y que quiere seguir creciendo, abriéndose a la comunidad médico-científica y a las instituciones para minimizar los riesgos asociados a la ETV.

Porque aunque la trombosis y la embolia pulmonar se curan si se detectan a tiempo, en un elevado número de casos quedan consecuencias: desde molestias en las piernas y cansancio hasta dificultad para respirar.

 

 

:: PON A PRUEBAS TUS CONOCIMIENTOS SOBRE LA ETV CON ESTE PEQUEÑO JUEGO DE PREGUNTAS ::

Últimas noticias