Disminuye el sangrado y la mortalidad

 

Más cómodos de tomar y con menos interferencias con otros medicamentos. Así son los nuevos anticoagulantes orales (NACO) anticoagulantes orales de acción directa (ACOD), el mejor tratamiento para las personas que han sufrido una enfermedad tromboembólica (ETV). Pero además son más seguros, según indica un estudio realizado por médicos españoles publicado recientemente en el Journal of Cardiovascular Pharmacology and Therapeutics.

El trabajo analiza los datos de los ensayos clínicos que comparan los nuevos anticoagulantes Xarelto, Eliquis o Pradaxa con el tratamiento clásico en 35.029 pacientes con ETV. La aparición de nuevas trombosis a pesar del tratamiento fue similar en ambos grupos (4,1% frente a 4,4%), pero las hemorragias fueron menos frecuentes (1,8% frente a 3,1%) en los pacientes tratados con los nuevos anticoagulantes. Además, sus  hemorragias fueron menos graves (6% frente a 10%) y la tasa de muertes por hemorragia fue menor (0,1% frente a 0,3%).

Tras los primeros meses de tratamiento, los pacientes que continuaban tomándolos tuvieron menos recaídas de trombosis (1,9% frente a 10,9%) y menos muertes (0,6% frente a 1,1%) que los que dejaron de tomarlos.

 

 

Últimas noticias