La compañía propone unos sencillos ejercicios durante el vuelo

 

El llamado ‘síndrome de la clase turista’, la posibilidad de desarrollar una trombosis durante un desplazamiento largo, se multiplica por dos en vuelos u otros medios de transporte de más de cuatro horas de duración. Así lo corroboraron el pasado mes de junio médicos especialistas del hospital La Fe de Valencia.

Mantener una posición fija y la escasa posibilidad de movimiento son las principales causas de esta situación, tanto en transporte aéreo como terrestre. Sin embargo, hasta ahora las advertencias se han reducido a los avisos estivales de médicos acostumbrados a tratar la enfermedad tromboembólica venosa y poco más. Solo la aerolínea australiana Qantas ha sido la primera en dar un paso adelante y recomendar un conjunto de sencillos ejercicios durante sus trayectos largos para minimizar el riesgo de trombosis.

Además de los vídeos en los que la compañía aérea expone las medidas de seguridad en sus vuelos, desde hace unas semanas los desplazamientos largos también incluyen un vídeo de cuatro minutos con información para evitar la formación de trombos en las piernas.

Asesorada por expertos de la Universidad de Melbourne, Qantas ha grabado unos sencillos ejercicios con la finalidad de incrementar la circulación sanguínea y masajear los músculos de los pasajeros.

Se estima que cada año se producen unas 150.000 trombosis en el mundo debido a desplazamientos largos con escasa posibilidad de movimiento. Por ello los especialistas recomiendan levantarse y deambular con frecuencia; si se está sentado, realizar ejercicios de flexo-extensión durante algunos minutos cada hora, beber suficiente agua o zumos, y elegir un asiento de pasillo para estirar mejor las piernas y cambiar de postura.

 

Últimas noticias