El jugador de básquet ya sufrió un primer tromboembolismo pulmonar en febrero de 2011

 

El FC Barcelona y Pete Mickeal han llegado a un acuerdo por el que el jugador no continuará su relación contractual”, indicaba el comunicado que la sección azulgrana de básquet mandó a la prensa en septiembre de 2013. El club no renovó el contrato al alero estadounidense, que en marzo del año pasado tuvo que alejarse de la cancha por un segundo episodio del tromboembolismo pulmonar que se le diagnosticó en 2011.

Pero 300 días después, Mickeal ha vuelto ahora a la Liga Endesa. Con la camiseta del UCAM Murcia, el jugador retoma el ejercicio, el contacto físico, los posibles golpes y la ilusión por el baloncesto.

“En el momento en que tres médicos me digan que lo tengo que dejar, lo dejaré. Mientras mantenga estas ganas de jugar, no lo dejaré”, aseguró el alero en la rueda de prensa de su despedida del Barça. Este momento parece que aún no ha llegado.

A Pete Mickeal le diagnosticaron un primer tromboembolismo pulmonar en febrero de 2011, con 33 años. Pasó siete meses de baja y retomó el deporte.

Para recuperarse del segundo tromboembolismo se trató en Estados Unidos, cuyos médicos le permitieron volver al básquet el pasado verano. No opinaron lo mismo los facultativos azulgranas, que consideraron que esa opción era demasiado arriesgada.

 

ETV y deporte profesional

 

A los pacientes que han sufrido un episodio de embolia pulmonar los médicos especialistas les damos tratamiento anticoagulante durante un tiempo, que varía según cuál sea la causa. Si la causa de la ETV desaparece, solemos mantener la anticoagulación tres meses. Si la causa permanece, entonces mantenemos el tratamiento por más tiempo, incluso un año.

Pero cuando un paciente presenta dos episodios de ETV, solemos considerar la anticoagulación para siempre. Seguramente esta fue la decisión de los médicos del Barça.

Pero un jugador de básquet profesional no debería practicar un deporte de competición mientras sigue un tratamiento anticoagulante. Cualquier golpe o caída, que en condiciones normales podría provocar un hematoma o una hemorragia fácilmente subsanable, en un paciente anticoagulado supone unriesgo de hemorragia grave.

En este caso concreto, otros médicos pueden haber pensado en anticoagular a Pete Mickeal solo los días en que no juega, u otras alternativas intermedias.

 

 

Últimas noticias