Las hormonas que se emplean para que el proceso funcione son un factor de riesgo para la aparición de una trombosis o de una embolia pulmonar

 

La estimulación ovárica que se lleva a cabo en cualquier tratamiento de reproducción asistida favorece la aparición de una trombosis o una embolia pulmonar en las mujeres que recurren a esta vía para tener hijos. Esto se debe al aumento del nivel de estrógenos que implica el tratamiento, uno de los factores de riesgo para la aparición de estas enfermedades.

Aunque en la comunidad médica se conoce este riesgo, existen pocos estudios científicos que hayan evaluado esta relación. Investigadores del Grupo RIETE analizaron el vínculo entre las técnicas de reproducción asistida y la enfermedad tromboembólica venosa (ETV) en un artículo publicado recientemente en Thrombosis and Haemostasis, el estudio más completo hasta la fecha.

Estos fueron los resultados que obtuvieron:

  • en el registro constan 6.718 mujeres en edad fértil que padecen una ETV (entre 2001 y 2016). 41 de ellas seguían un tratamiento de fertilización cuando apareció la trombosis o la embolia pulmonar
  • de estas 41 mujeres, 23 sufrieron una trombosis venosa (la mayoría en las piernas) y 18 una embolia pulmonar
  • de las 41 mujeres, 22 presentaban como mínimo un factor de riesgo añadido a la estimulación ovárica (edad, sobrepeso o trombofilia)
  • el 90% de esas 41 mujeres no fumaba
  • el 93% de esas 41 mujeres no tenía varices ni tampoco presentaba un historial de enfermedades vasculares

 

 

Últimas noticias