La adherencia al tratamiento anticoagulante profiláctico mejora si el enfermo recibe buena información

 

La adherencia a un tratamiento es uno de los dolores de cabeza de médicos y enfermeras. El olvido y la negativa suelen ser los motivos más frecuentes por los que un enfermo no sigue su tratamiento, sea cual sea, pero la tecnología actual y la información pueden ayudar a vencer estos obstáculos.

Así lo ha demostrado un estudio publicado recientemente en Jama Network Open y liderado por Brandyn D. Law, profesor de Radiología de la Johns Hopkins University School of Medicine (Baltimore, Estados Unidos). El trabajo analizó cuántas dosis de tratamiento anticoagulante para evitar la trombosis y la embolia pulmonar no se administraron en pacientes ingresados en el hospital Johns Hopkins de Baltimore.

La trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar (las dos caras de la enfermedad tromboembólica venosa, ETV) son la primera causa de muerte prevenible en los hospitales de los países occidentales, lo que supone un elevado coste sanitario.

Partiendo de esta premisa, Law estudió a 19.652 pacientes ingresados en 16 unidades médicas y quirúrgicas del centro sanitario entre el 1 de abril y el 31 de diciembre de 2015. Todos debían recibir tratamiento anticoagulante después de una operación como medida preventiva frente a la ETV. Y todos recibieron, como mínimo, una dosis, que se administra con una inyección.

Pero este tratamiento profiláctico se debe seguir unos días y aquí es donde centró su atención el investigador, porque no todos los pacientes lo hicieron.

Avisos en tiempo real y un educador

En cuatro de las 16 unidades hospitalarias analizadas Law conectó a los pacientes a un sistema de alertas electrónicas que saltaban, en tiempo real, si un enfermo no se pinchaba una dosis del tratamiento. En el sistema informático aparecía una alarma que avisaba a un educador en salud, que entonces hablaba con la enfermera responsable sobre el motivo de la no administración.

En los casos en los que el paciente no hizo el tratamiento completo, el educador en salud lo visitó y hablaron sobre la situación. Si el enfermo mantenía su negativa, entonces recibía más información en forma de folleto o de vídeo breve.

Los resultados mostraron que los pacientes conectados al sistema de alertas y que recibieron la visita del educador fueron más diligentes con el tratamiento que los demás.

 

 

Últimas noticias

Juanjo Artero, ingresado por una embolia pulmonar

El actor, de 53 años, se recupera favorablemente  El actor Juanjo Artero ingresó ayer por la mañana en el hospital de Fuenlabrada tras sentirse mal durante el rodaje en el que estaba trabajando. Según recogió El Español, se le diagnosticó un tromboembolismo pulmonar...

leer más