También el sexo, pero en menor medida, según un nuevo estudio del Grupo RIETE

 

La trombosis venosa y la embolia pulmonar, las dos manifestaciones de la enfermedad tromboembólica venosa (ETV), se dan prácticamente por igual entre hombres y mujeres.

Sin embargo, la práctica clínica ha permitido establecer algunas diferencias en función del sexo y los factores de riesgo, como la localización en la que aparece la trombosis, hecho sobre el que han puesto la lupa los investigadores del Grupo RIETE, que se sirven de la gran base de datos del Registro RIETE para estudiar las características de la ETV.

Así, en un artículo publicado recientemente en Thrombosis research, han evaluado a 24.911 pacientes con trombosis venosa profunda en las piernas, la localización más habitual. Y la principal conclusión a la que han llegado es que la edad y los factores de riesgo influyen en donde se da la trombosis.

En los hombres es más frecuente la trombosis por encima de la rodilla (hasta el abdomen), mientras que en mujeres suele producirse por debajo.

Además, los autores del estudio han constatado que la cirugía tiende a provocar más trombosis distales (por debajo de la rodilla), mientras que como consecuencia del cáncer y del embarazo se dan más trombosis proximales (por encima de la rodilla).

El artículo también confirma que la primera aparición de la trombosis depende de la edad, del sexo y del tipo de factor de riesgo.

 

 

Últimas noticias