Médicos del grupo RIETE demuestran que concentraciones elevadas de dióxido de nitrógeno y ozono intervienen en la incidencia de la EP

 

A pesar de que la embolia pulmonar (EP) es una enfermedad vascular de las vías respiratorias, hasta ahora se había estudiado poco la relación que el medio ambiente juega en la incidencia de esta patología.

Recientemente médicos del grupo RIETE han analizado si tal relación existe y han demostrado que sí: concentraciones elevadas de dióxido de nitrógeno y de ozono, así como la temperatura, interfieren en la incidencia de la EP.

Los investigadores recopilaron datos de 105.117 pacientes que ingresaron en hospitales españoles con una EP entre 2001 y 2013 y los cruzaron con datos de la Agencia Estatal de Meteorología para identificar los factores de riesgo ambientales en las hospitalizaciones y los decesos.

Los resultados que obtuvieron pusieron de relieve que los ingresos aumentaban durante los meses más fríos. Y que la combinación de bajas temperaturas con un ambiente más cargado dióxido de nitrógeno y ozono ocasionaba más diagnósticos de EP.

 

 

Últimas noticias

Juanjo Artero, ingresado por una embolia pulmonar

El actor, de 53 años, se recupera favorablemente  El actor Juanjo Artero ingresó ayer por la mañana en el hospital de Fuenlabrada tras sentirse mal durante el rodaje en el que estaba trabajando. Según recogió El Español, se le diagnosticó un tromboembolismo pulmonar...

leer más