Edoxaban

Es el más nuevo de los anticoagulantes orales de acción directa (ACOD) y actúa sobre el factor Xa, frenando su actuación, por lo que está especialmente recomendado para la prevención y el tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa.

En concreto, su uso está indicado como tratamiento anticoagulante para iniciarlo 5-10 días después de la administración de heparina (tratamiento parenteral).

En marzo de 2015 la Agencia Europea del Medicamento aprobó su comercialización, que en Europa se hace bajo el nombre de Lixiana®.

Solo se obtiene por prescripción médica y existen tres formatos: pastillas de 15 mg, de 30 mg y de 60 mg y hay que tomarse la dosis indicada por el médico cada día, acompañando o no una comida.

 

Dosis recomendada:

  • 60 mg una vez al día, cinco días después de administrarse el tratamiento parenteral (heparina). Es importante que ambos fármacos no coincidan: primero los cinco días con heparina y a partir del sexto, edoxaban
  • 30 mg una vez al día en pacientes con insuficiencia renal o en personas con menos de 60 kg de peso


Efectos secundarios:
hemorragias

A evitar si:

  • tiene insuficiencia hepática
  • tiene hipertensión grave
  • está embarazada
  • está amamantando a su hijo


A tener en cuenta:
los anticoagulantes, por definición, tienden a hacer la sangre más líquida. Esto significa que cuando se produce un corte o una herida la hemorragia es mayor de lo normal. Por ello, durante el tiempo en que se esté medicando, debe ir con cuidado cuando cocine, si cae o si sufre algún golpe (los moratones son más llamativos).

* Las explicaciones de este medicamento en TROMBO.info solo se refieren a sus cualidades como tratamiento para la ETV, no a otras patologías como la fibrilación auricular o el ictus.

Share This