Un estudio del Grupo RIETE apunta que por lo menos un 15% de los pacientes con ETV anticoagulados no recibe las dosis adecuadas

 

Un estudio elaborado por investigadores del Grupo RIETE demuestra que el tratamiento con los nuevos anticoagulantes orales no se está administrando en las dosis ni los regímenes adecuados en pacientes con enfermedad tromboembólica venosa (ETV).

Basándose en datos del registro RIETE, los científicos han comparado por primera vez la posología del tratamiento anticoagulante con los fármacos más nuevos (rivaroxaban, dabigatran, apixaban y edoxaban) según las pautas recomendadas por los fabricantes de los medicamentos con pacientes que seguían el tratamiento bajo pautas no aconsejadas.

En mayo de 2016 1.635 pacientes con ETV recibieron alguno de los nuevos anticoagulantes orales como tratamiento inicial de su enfermedad y 1.725 como medicación a largo plazo.

Entre los primeros, un 18% tomó rivaroxaban y un 50% apixaban en las dosis incorrectas. Y entre los pacientes con tratamiento continuado, los resultados pusieron de manifiesto que un 14% de los enfermos con rivaroxaban, un 36% de los que tomaban apixaban y un 46% de los que se trataban con dabigatran no recibieron la terapia recomendada.

Al comparar estos datos con los pacientes que sí seguían el tratamiento correcto, los investigadores vieron que la medicación inconveniente originó más recurrencias, mayores hemorragias y algunas muertes. Y calcularon que por lo menos un 15% de los pacientes con ETV anticoagulados no recibe las dosis adecuadas de tratamiento.

 

 

Últimas noticias

Share This