Son el grupo de medicamentos más recetados para mantener a raya el colesterol LDL (o malo)

 

Las estatinas reducen el riesgo de desarrollar una trombosis venosa profunda entre un 15% y un 25%, según un estudio publicado recientemente en The Lancet y elaborado por investigadores de las universidades inglesas de Bristol y Leicester.

Las estatinas son el grupo de medicamentos más recetados para mantener a raya el colesterol LDL (o colesterol malo) y también se prescriben para prevenir enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio y el ictus.

Se trata de fármacos que reducen la capacidad del hígado para producir la lipoproteína LDL, que a lo largo de los años se puede acumular en las arterias (aterosclerosis) y llegar a ocluirlas, lo que puede desembocar en un infarto (de corazón o cerebral).

Los autores del artículo evaluaron 36 estudios científicos previos y sus resultados concluyen que, además de reducir el colesterol malo del organismo, las estatinas contribuyen a minimizar el riesgo de trombosis venosa.

En cuanto a la embolia pulmonar, los autores advierten que no encontraron ninguna evidencia del efecto de las estatinas sobre esta patología.

Últimas noticias

Share This