La mitad de los pacientes encamados en su domicilio desarrollaron una embolia pulmonar

 

Un estudio del grupo RIETE pone de manifiesto que se generan más casos de enfermedad tromboembólica venosa (ETV) en personas inmovilizadas en su domicilio que en un hospital.

Los autores del artículo, publicado en la revista European Respiratory Journal, evaluaron la situación de 9.120 pacientes que habían desarrollado una trombosis venosa profunda o una embolia pulmonar tras pasar, como mínimo, cuatro días inmovilizados. El 65% (5.960 personas) estuvo convaleciente en casa, el 27% (2.429 personas) en un hospital y el 8% (731 personas) en un centro de larga estancia.

La mitad de los pacientes inmovilizados en su domicilio desarrollaron una embolia pulmonar y de ellos fallecieron un 1,86% (111 casos). La otra mitad sufrió una trombosis venosa profunda en una extremidad, sin casos mortales. Solo uno de cada diez pacientes inmovilizados en su casa había recibido algún fármaco para prevenir la ETV.

Las causas por las que los pacientes estudiados permanecían inmovilizados en su domicilio responden a una enfermedad aguda, como una infección, una artropatía, un cáncer o una enfermedad respiratoria o cardiaca (38% de los casos), a un traumatismo (28% de los enfermos) y a una inmovilización crónica por causas diversas (25% de los casos). En el 9% de los enfermos no consta el motivo de la convalecencia.

Uno de cada cuatro pacientes inmovilizado debido a un traumatismo había recibido profilaxis, situación que disminuye hasta uno de cada 16 en los pacientes con una enfermedad aguda (infección, artropatía, insuficiencia respiratoria o cardiaca). Sin embargo, fue mucho más grave la ETV tras una enfermedad que tras un traumatismo.

El grupo RIETE es uno de los principales proyectos de la fundación FUENTE. Se trata de la mayor base de datos de pacientes con ETV, actualmente con información clínica de más de 50.000 pacientes correspondiente a 214 hospitales de 24 países.

 

 

Últimas noticias

Share This