Un estudio del Grupo RIETE aporta nuevos hallazgos a la relación entre las tres situaciones

 

Pasar varios días en la cama debido a una infección es uno de los factores de riesgo para el desarrollo de una trombosis venosa y/o una embolia pulmonar (enfermedad tromboembólica venosa, ETV).

Médicos del grupo RIETE han observado que en pacientes inmovilizados debido a una infección, la ETV presenta unas características distintas a las de pacientes inmovilizados por otros motivos. Incluso han detectado diferencias según la localización de la infección.

Los investigadores observaron esta situación en más de 47.300 pacientes que configuran el registro informatizado de pacientes con enfermedad tromboembólica (RIETE), y la publicaron recientemente en la revista Journal of thrombosis and thrombolisys. Advirtieron que:

  • en enfermos con infecciones en las vías respiratorias (bronquitis o neumonía) era más frecuente la embolia pulmonar que en otras patologías infecciosas
  • los pacientes con una ETV tras una sepsis mostraron un riesgo significativamente mayor de hemorragia
  • los pacientes con neumonía recibieron profilaxis más a menudo contra la ETV que los afectados por otras infecciones respiratorias
  • comparados con pacientes inmovilizados por otras causas, los enfermos con una ETV tras una infección necesitaron menos días de inmovilización

A pesar de estas consideraciones, los especialistas del grupo RIETE consideran que aún hay que investigar más y mejor la relación entre ETV y pacientes inmovilizados debido a una infección.

 

 

Últimas noticias

Share This