Especialistas del grupo RIETE analizan el nivel de complicaciones de estos pacientes

 

Médicos del grupo RIETE han establecido los parámetros para distinguir qué pacientes con trombosis venosa profunda (TVP) en las extremidades superiores no requieren ingreso hospitalario. Es la primera vez que se determina la posibilidad de complicaciones en estos pacientes durante la primera semana de tratamiento. El estudio se ha publicado recientemente en el Journal of thrombosis and haemostasis.

Los especialistas analizaron la situación de 1.135 pacientes del Registro Informatizado de la Enfermedad TromboEmbólica (RIETE) diagnosticados con una trombosis en el brazo. Al observar su evolución se dieron cuenta de que variaba en función de algunas complicaciones asociadas, de modo que otorgaron tres niveles de puntuación para agrupar los casos según sus características.

De entrada, el 45% de los pacientes recibió tratamiento en su casa. Y la gran mayoría, el 67% de los casos, fue considerado de bajo riesgo. Durante la primera semana solo tres pacientes desarrollaron una embolia pulmonar, dos sufrieron hemorragias graves y cuatro murieron.

RIETE es la mayor base de datos sobre enfermedad tromboembólica venosa, que recoge datos de casi 60.000 pacientes de 24 países.

 

 

Últimas noticias

Share This