Los profesionales sanitarios reclaman a los dirigentes y altos funcionarios europeos aumentar el conocimiento sobre la coincidencia entre ambas enfermedades

 

Hace dos meses, coincidiendo con el Día Mundial de la Trombosis, un grupo internacional de especialistas en enfermedad tromboembólica venosa (ETV) y en cáncer presentó en el Parlamento Europeo el Libro blanco del Cáncer y la Trombosis. Un documento para instar a los políticos a tomar medidas para afrontar la combinación de ambas enfermedades, fuente de elevada mortalidad entre los pacientes oncológicos.

La Unión Europea fijó 2020 como meta para disminuir en un 15% la mortalidad por cáncer, la enfermedad que más muertes genera en el continente. “Pero a menudo la trombosis pasa desapercibida como causa de muerte en los pacientes con cáncer, aunque podría ser prevenida y tratada con facilidad”, advierte el grupo de expertos en la publicación.

De hecho, es la segunda causa de muerte evitable más frecuente en estos pacientes, solo después de las infecciones.

Conocimiento para mejorar el tratamiento y la prevención

Reclaman a los dirigentes y altos funcionarios “aumentar el conocimiento de la relación entre cáncer y trombosis (CAT) entre los profesionales de la salud, los legisladores, las autoridades sanitarias y las asociaciones de pacientes para disminuir su aparición, diagnosticarla antes y tratarla mejor”.

Además del sufrimiento personal, el CAT supone un gran coste para las administraciones. Un estudio publicado en Blood coagulation and fibrinolysis en 2015 puso de relieve que el gasto anual del tratamiento de los enfermos de cáncer y trombosis es casi un 50% más caro que el de los pacientes con cáncer sin trombosis.

Mayor sensibilización 

El libro blanco no solo pretende incidir sobre los políticos, sino también sobre los mismos médicos. Porque según la Sociedad Europea de Medicina Oncológica, “la mayoría de los oncólogos subestima la prevalencia de la ETV y su impacto negativo en los pacientes con cáncer”.

Y el documento añade: “un número creciente de enfermos oncológicos está siento tratado por no especialistas, en lugar de por oncólogos hematológicos u otros expertos en el tratamiento de la ETV. Esto explica en parte la falta de cumplimiento de las guías actuales”.

Por todo esto, el grupo de especialistas ha definido un plan de acción para “aumentar la prevención, el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado de la ETV en los pacientes con cáncer, con el único objetivo de reducir la morbilidad y mortalidad”.

Para ello, exhorta a todos los agentes implicados (desde el paciente hasta los distintos profesionales sanitarios, pasando por los medios de comunicación y las asociaciones de pacientes) a abordar desde todos los puntos de vista el CAT, y siempre con el paciente como centro de este despliegue.

 

:: Descarga el Libro blanco del cáncer y la trombosis presentado en el Parlamento Europeo ::

 

 

Últimas noticias

Share This