La embolectomía puede ser una buena solución en algunos casos

 

Sobre 1960 la embolectomía dejó de practicarse como medida general para tratar a los pacientes con embolia pulmonar. Los riesgos asociados llevaron a los especialistas a buscar otros caminos para solucionar la obstrucción pulmonar debido a un émbolo, básicamente la administración de tratamiento anticoagulante. Pero un estudio reciente realizado en el North Shore-LIJ Health System revela que en algunos casos la cirugía es la mejor solución.

Los procedimientos quirúrgicos han mejorado mucho en los últimos 50 años. Los investigadores del North Shore-LIJ se basan en esta realidad para certificar que la embolectomía es la mejor opción para los pacientes con embolia pulmonar y disfunción ventricular derecha severa.

El equipo médico responsable del estudio buscó entre los archivos quirúrgicos y detectó a 96 pacientes a los que hizo un seguimiento entre 2003 y 2011. Observó su supervivencia un mes después de la intervención y comparó los resultados con la mortalidad histórica de pacientes no sometidos a cirugía. El 4,2% de los pacientes fallecieron, una tasa más baja que los enfermos que no pasaron por quirófano.

Los pacientes con embolia pulmonar que se someten a una embolectomía son minoría, pero la revisión del tratamiento más adecuado abre nuevas posibilidades a los especialistas.

Últimas noticias

Share This