La usuaria solo debe introducir su perfil y la aplicación le indica si debe seguir un tratamiento anticoagulante

 

El embarazo es un factor de riesgo para el desarrollo de una trombosis en la mujer. Para minimizar esta posibilidad, médicos de los hospitales Miquel Servet y Clínico de Zaragoza han desarrollado AnticoagObs, una calculadora que guía al facultativo para que escoja el mejor tratamiento para sus pacientes.

Entre los cambios biológicos que conlleva la gestación existe una tendencia a que la sangre coagule en el interior de las venas profundas de las piernas y aparezca una trombosis venosa profunda. Una situación que se puede agravar en caso de mujeres mayores de 35 años y con sobrepeso, un grupo ante el cual el médico debe “plantearse el uso de heparina de bajo peso molecular durante toda la gestación y el puerperio para prevenir la aparición de trombosis”, indica Ángeles Blanco, internista del hospital universitario Reina Sofía de Córdoba.

Pero “en muchas ocasiones es difícil evaluar de forma individualizada el riesgo de nuestra enferma gestante y la prescripción de heparina”, precisa la especialista, por lo que “el programa informático elaborado por ginecólogos y hematólogos de los hospitales Miguel Servet y Clínico viene a facilitar la toma de esta decisión”. AnticoagObs ayuda a elegir el tratamiento más adecuado, su dosis y su duración.

Esta herramienta, hábil desde la web o como aplicación (para sistema Android), ha sido el resultado de dos años de trabajo por parte de los obstetras Ricardo Savirón y Ana Cristina Lou y la hematóloga Rosa Cornudella. Los tres revisaron los protocolos científicos internacionales más relevantes sobre anticoagulación en el embarazo para facilitar el trabajo de los especialistas con AnticoagObs.

Basta introducir los factores de riesgo de la paciente embarazada para que el programa responda con un informe que indica si debe recibir un tratamiento anticoagulante o no.

Aunque AnticoagObs pretende facilitar el trabajo de los médicos, “hoy día las recomendaciones que nos dan las diferentes guías clínicas, como las usadas en la elaboración de este programa, no son unánimes en relación al uso o no de heparina en los diferentes escenarios que pueden presentarse en la práctica clínica diaria”, advierte la doctora Blanco. “Se precisan más estudios que analicen la eficacia y seguridad de la prevención de la trombosis venosa y del embolismo pulmonar en la mujer embarazada”, concluye.

 

 

Últimas noticias

Share This